jueves, 13 de septiembre de 2012

Algún día me perdonaras, espero. Porque ese es el único perdón que necesito.

No hay comentarios: